La señora Jacqueline Burgos denunció hoy que su esposo falleció por coronavirus y que ahora ella y sus demás familiares que incluyen una señora de 96 años de edad y una mujer embarazada, están “trancados”, esperando les hagan la prueba para determinar si están infectados con el virus o no.

” Aquí está mi hermana embarazada, la hija del fallecido; aquí está mi madre que posiblemente esté afectada porque ella tuvo contacto directo. Mi bisabuela de 96 años y mi hermanastro. Entonces, ministro de Salud( Rafael Sánchez Cárdenas) y Danilo Medina (presidente de la República), nos van a dejar morir”, se le escucha decir en un video a un hijo de la señora, hijastro de la presunta víctima de COVID-19.

Mientras que en el mismo audiovisual, la viuda, entre llantos, se queja de que llevó a su esposo a un centro médico y se lo despacharon, llamaron al 911 y no fueron a buscarlo, y luego de camino a otro centro médico murió.

“A mi esposo lo dejaron morir. Me cansé de llevarlo al médico y me lo despachaban, dizque que la prueba no llegaban y se me asfixió en la casa”, explicó la señora Burgos en medio de lágrimas.

La familia dijo que reside en San Francisco de Macorís, en el sector Getsemaní en la calle William Mieses #46. Rogó alguien de Salud Pública acuda a realizarle la prueba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here